literatura venezolana

de hoy y de siempre

Poemas de Carmen Delia Bencomo

Los luceros cuentan niños

Las estrellas,
hijas de la noche,
los luceros,
hijos de la luna,
juegan en el cielo
contando niños
en sus cunas.
En el mar duermen
los peces;
en los árboles
los pájaros;
en los niños,
los sueños,
y en el cielo
nadie duerme
porque están
contando cunas
las estrellas,
la noche,
los luceros
y la luna…

***

Madre

Dame tu cielo, madre,
yo le pondré ángeles
de azúcar,
de arcilla,
de anime y cristal.

Dame tu cielo, madre,
te haré lunas llenas
y cuatro luceros
de espuma y coral.

***

El ciempiés

Uno, dos, tres,
con sus zapatos de tierra
caminando va el ciempiés,
mientras sus ojos oscuros
miran el mundo al revés.

Uno, dos, tres,
se va callado el ciempiés,
como un tren en miniatura,
como los niños lo ven.

***

La hormiga

La hormiga va de paseo
con un sombrero de pluma,
con un vestido de flores,
con un delantal de bruma.

La cigarra desde el bosque,
le ofrece dulces estrellas
y la canción del camino
las melodías más bellas.

Con su pasito menudo
la hormiga llega al jardín
agitando su corona
de remolacha y añil.

***

Canción de la rana

A sus cunas de agua limpia,
a dormir con su croar,
son canciones de las ranas
que mamá les va a cantar.

Cierren los ojos
y pronto a soñar
con los niños buenos
y con sus papás.

La noche les da
un manto de estrellas:
las ranas se duermen
jugando con ellas.

***

Escarpines de niebla

Viste azules la llovizna
en el dulce amanecer,
la yerba teje escarpines
con los hilos del rocío
que le ha traído el laurel.

Son para el Niño Jesús
que ha nacido en un portal
con su camisa de nubes
y los pies sin abrigar.

Baila la llovizna azul
por las calles de Belén,
con escarpines de niebla,
y con hojas de laurel.

***

Navidad

La campana dice
que llegó la Pascua
y calles y niños
se van en patines
del brazo del viento.

A las cunas llegan
más sueños de amor,
caballos de palo,
aviones sin luz,
soldados de plomo
y hasta una cigarra
cantando a Jesús.

***

Pesebre merideño

Hay cien ángeles de anime
cantando a la madre luna
que borda con los luceros
el manto de la laguna.

La estrella se ha desprendido
entre cintas y faroles
y los bombillos celosos
encendieron sus colores.

El perro de la chocita
ha corrido a las ovejas
y entre chamizas oscuras
ha dejado las orejas

El buey ha cortado yerba
para llevarla a Belén,
y la mula está aguardando
los cojines de llantén.

***

Los tres Reyes Magos

El primero es blanco, blanco,
parece de arroz con leche,
trae escondido en su manto
libros, dulces y juguetes.

El segundo es un hindú
con cara de niño bueno,
sonrisas de caramelo,
alegre como eres tú.

El negro viene de capa,
con camisa y con bastón,
los tambores y maracas
acompañan su canción.

Sobre la autora

Publicados en: y https://latintainvisible.wordpress.com, respectivamente

Deja una respuesta