literatura venezolana

de hoy y de siempre

Poemas de Antonio Trujillo

un pájaro antes de morir

insiste a pico y sonido

 

cruzar no la fronda

sino el árbol que los sostiene

 

esta obsesión

lo vuela a otra verdad

 

y su nervio

 

ya no mira los campos

ni espera el oro

de aquellos árboles

 

un pájaro antes de morir

vuela por dentro

 

hasta la rama

de su propio destello

***

 

Si la niebla

se mudara a esta hoja

 

a vivir

con yerbas y árboles

 

incluyendo

a los que no le sabemos el nombre

 

ni el uso

 

y soplara

viento de aquellas palabras

 

nacidas

mientras cruzamos el valle

 

si una rama

una brizna

 

algo de lo inmenso

 

si lo invisible hiciera el bien

 

sobre estos riscos blancos

***

 

Señor

no alumbres

 

sobre mi mesa

palabra mal habida

 

si nunca fue dolida

en alma misma

 

no permitas

lo infame

 

sobre el deseo

de tu misterio

 

borra la sombra

y dame la rama

 

que guarda el cedro

amargo del universo

 

el ave hundida

en tu sagrado ramaje

***

 

A Armando Hernández

 

Mientras el mar golpea

y devora la isla

 

he vuelto

a soñar la casa

 

muy cerca

alguien riega las matas

 

y brillan

como si hubiera llovido

 

insiste el sueño y el mar

sobre la ciudad que nombro

 

de nada el vino servido

 

la luz de algún mes

y sus duraznos negros

 

sólo en sueños

esquivamos la muerte

***

 

Aquí el agua

es más alta

 

casi conversa

en el cielo

 

también es un río sagrado

hacia la casa del hombre

 

aquí la niebla

 

es una hoguera blanca

que no incendia los árboles

 

es una tribu antigua

que regresa a la tierra

***

 

Una mesa de trabajo

Siempre es algo ruda

Le esperaron demasiados golpes

y suele hablar mal del gobierno

del rey y de los suyos

sobre esta mesa se inclina el hombre

nunca el alma

***

 

De cedro es Dios

Cuando impide y ofrece

La palabra de su reino

Cuando tu hoja en blanco

no tiene oficio

y te obliga descalzo

a mirar tanta niebla

***

 

¿Quién oye a un ser

como si fuera otro bosque

y tala una palabra y otra

como si fuera desierto?

¿Dónde se aprende

A vaciar un espíritu

A colmarse en los despojos

como si Dios no existiera?

***

 

Lava tus palabras

habla con ellas

déjalas en el aire

y olvida el brillo

de andar en su luz

son cuerpo del misterio

huyen y presienten

cuando el hombre

desea su lugar

lava tus palabras

siempre el agua

es más profunda

que nosotros

Sobre el autor

Deja una respuesta