literatura venezolana

de hoy y de siempre

Novela

Páginas selectas de nuestras mejores novelas

  • Inicio
  • La tercera mano (fragmentos)

La tercera mano (fragmentos)

Aminta Beleño Lisa (Carta de la mano izquierda) Sentada sobre su cama, Gilda miraba fijamente hacia la puer­ta. En la pared contigua, estaban sus dos maletas, listas para em­prender el…

El quiriminduña de los ñereñeres

César Chirinos La mano de tres dedos en situación redonda tiembla en una de sus penumbras. La boca desdentada y ennegrecida de mascar y gofear refuerce sus penumbras. Ñ sin…

Memorias de un vividor (cap. VII)

Francisco Tosta García ¡Un paréntesis, un paréntesis, aunque sea muy pequeño se impone en este relato para, entre col y col, lechuga, alternar un poco con los abrojos enredos, chismes,…

Guliverio de Humboldt. Viaje al centro de la Galaxia (fragmentos)

Leonardo García BITÁCORA – DÍA 02 – 07 horas  —Me preparo para salir al exterior del María Celeste y comenzar la trabajosa tarea de desplegar manualmente los mástiles de donde…

En este país…! (Capítulo I

Luis Manuel Urbaneja Achelpohl INVOCACIÓN ¡Oh! Rústica doncella de mis amores, tiéndeme tu mano de capullos, para alcanzar la espiga de oro, símbolo de la abundancia en el granero aborigen…

La vida alegre (Cap. I)

Daniel Centeno Maldonado Solo le bastó asomarse por la ventana para saber que lo mejor era quedarse donde estaba. Tragó saliva, respiró hondo y sintió como si la cabeza fuera…

Todo un pueblo (capítulo VIII)

Miguel Eduardo Pardo Desigual, empinada, locamente retorcida sobre la falda de un cerro, rota a trechos por espontáneos borbotones de fronda, pudiendo apenas sostenerse en los estribos de sus puentes;…

Cumboto (fragmentos)

Ramón Díaz Sánchez I. Encuentro al atardecer Desde la ventana grande de la casa se domina el monte extendido al otro lado de la carretera. La ventana grande mira al…

Memorias de Mamá Blanca: María Moñitos

Teresa de la Parra I Mucho más que en su propia persona, la vanidad de Mamá había fijado su asiento en nuestras seis cabezas. Al decir «cabezas» no incluyo de…

El corazón del otro

Ana Teresa Torres Desde el primer día comprendí que aquella mujer tenía un poder sobre mí, el poder de leer mis pensamientos. Esperaba el pedido en una de las mesas…

Ana Isabel, una niña decente (fragmentos)

Antonia Palacios La placita de la Candelaria Ana Isabel siempre ha vivido frente a una plaza. Esas plazas caraqueñas con su ambiente aldeano, rodeadas de casas, que se apretujan las…

Parto de caballeros

Luis Barrera Linares Capítulo 8: Paloma mensajera al comienzo pocas personas hubieran sospechado que estaba hablando en serio, pero el rescate del niño y de su hijo extraviado se convirtieron…

Mázepa (fragmento)

Magda Uzcátegui Armas CAPÍTULO I. CELA Todos los niños corretean y juegan en el receso. Es viernes, y los alumnos están más ansiosos y alegres de lo normal por ser…

Peregrina (primer capítulo)

Manuel Díaz Rodríguez Sobre el barbecho se abre aún la rosa de la tarde, cuando ya cierra la noche en el cafetal y son los callejones como ríos de sombra…

El falso cuaderno de Narciso Espejo

Guillermo Meneses Documento «D» PRIMER REPORTAJE SOBRE LA NUBE AMARILLA La nube amarilla estuvo sobre la ciudad desde antes del momento crepuscular; pero, para mucha gente, aquel inmenso cuerpo de…

País portátil

Adriano González León La escalera cubre la cola del pájaro pintado. Se levantan las hojas. Se devuelven los tres muchachos a la salida del bar y suena un pito. Más…

El bosque de los elegidos (VI, final)

José Napoleón Oropeza Los girasoles seguirán existiendo pese a sus deseos e igualmente ha de encontrar otro muchacho que se empeñará en llamar Glen o Ruggiero. Quizá venga con el…

Peter (fragmento)

Lena Yau Peter decidió ser abstemio temporal la noche del anuncio. La jornada en las bodegas fue intensa; muchos pendientes por cerrar cuando se instaló la suspensión por decreto. ¿Cómo…

Los topos

Eduardo Liendo ¡Traslado! ¡Traslado!, grita alguien que, parado sobre una litera, observa por la ventana de la celda hacia el patio de la prisión. Se oye el ronco ruido de…

¡Veinte somos los Amos del Valle!

Francisco Herrera Luque «…Veinte somos los Amos del Valle: Blanco, Palacios, Bolívar y Herrera… —va musitando en su silla de mano de cuatro esclavos, damasco y seda— …Gedler, de la…