literatura venezolana

de hoy y de siempre

Novela

Páginas selectas de las mejores novelas venezolanas

  • Inicio
  • Cuatro crímenes, cuatro poderes (fragmentos)

Cuatro crímenes, cuatro poderes (fragmentos)

Fermín Mármol León Eran las siete y treinta y cinco minutos de la mañana, cuando estacionaba la patrulla en la vereda, frente a la casa de la familia Cuzati; el…

Paleografías (fragmentos)

Victoria de Stefano Después de meses y meses de ansiedad y postración, que no podía sino atribuir al desgaste provocado por los trabajos a los que, en la casi total…

Días de rojo

María Elena Lavaud Capítulo 1 La lluvia había vuelto a sorprenderla sin paraguas. Caminaba con paso apurado tratando de ganarle tiempo a las gotas, que comenzaban a convertirse en un…

Confesiones de días muertos

Argenis Gadea Era media noche. El aire estaba viciado por el humo de cigarrillo y perfume, todo acorde con el ambiente de un burdel. Parecía que el domicilio estuviera encerrado…

Borburata (fragmentos)

Ramón Díaz Sánchez I El regreso a Herrera Tengo buena memoria. Cuando me pongo a enhebrar recuerdos lo hago con precisión de cronista, no importan los años que hay pasado.…

De muerte lenta

Elisar Lerner 1. Tertulias de la historia Estaba por entrar a las Residencias Amapola, una de esas edificaciones aparcada en los antiguos afeites de una clase media de los años…

El espía que vino del cielo (fragmentos)

Pedro Berroeta INTRODUCCIÓN La compilación y edición de estos informes ha sido emprendida con el objeto de abrir a los estudiosos un nuevo campo de investigación. Tenaz paciencia ha sido…

Tierra talada

Ada Pérez Guevara II (…) Un círculo. Arriba azul. Azul implacable e intenso. O gris sombrío. Mañana y tarde, nacen otros colores. Oro, rojo, gris, violado, naranja. Abajo, verde. Verde,…

La solterona (fragmentos)

Julio Rosales ¿Para qué podía solicitarla su cuñado? —se preguntaba Genoveva, sorprendida, al aviso que acababa de transmitirle Agueda; la vieja sierva que la acompañaba, Se alegraba de haber estado…

La distancia de los cuerdos

María Eugenia Seijas Rodríguez Los cuatro del piso siete La cocina queda al frente de la puerta principal del apartamento. Si estoy en la cocina, veo la puerta y oigo…

Reinaldo Solar (capítulo I)

Rómulo Gallegos Apenas comenzaban a perfilarse en las cumbres avileñas esa la luz de la albada, cuando ya Reinaldo estaba de pie, ávido de empezar con el día la nueva…

Los días animales (capítulo I)

Keila Vall de la Ville Rafael está en el borde de un gran muro empedrado, moviendo los brazos hacia arriba y hacia abajo como un pájaro, flexionando las rodillas y…

El show de Willy (fragmentos)

Eloi Yagüe EPISODIO 1 Un malabarista en el semáforo En donde se introduce a Willy, un niño de la calle que hace malabarismos con limones en las esquinas, y a…

Las puertas ocultas

José Napoleón Oropeza Los buenos cazadores, los tipos que, en verdad, se despojan del miedo, son aquellos capaces de olvidar quiénes son para convertirse, sólo un momento, en un ojo,…

Pedir demasiado

Victoria de Stefano Estaba metido de lleno en sus ejercicios de gimnasia sueca cuando oyó repicar el teléfono con una intensidad que parecía transformarse en sordo tronido de impaciencia: entre…

Los rayos también terminan en el abismo

Quim Ramos Tal vez si tuviera algo que decir, alguna vivencia insignificante que contar, algún sentimiento, por anodino que este fuera, que explorar, no me pasaría el día entero sentado…

Nube de polvo

Krina Ber I La casa de la bahía Cierro los ojos y me sueño en esa casa de piedra y sol. Dormito en un chinchorro protegida por sus paredes cubiertas…

Los maletines (fragmentos)

Juan Carlos Méndez Guédez Primero Los dos cuerpos aparecieron frente al edificio, muy juntos, como dormidos dentro de un carro color azul: labios pálidos, entreabiertos, mandíbulas rígidas. En ese instante…

Valle Zamuro

Camilo Pino La idea del castillo de mi generación está marcada por dos estructuras: el castillo de Disney World, plástico y puntiagudo, y esta versión de castillo medieval reducido que…

Renacen las sombras

Juan Carlos Chirinos PRELUDIO (1) El rumor de Madrid iba en lento e inevitable descenso hacia la noche. Alguien cantaba: parecía el lamento de un mochuelo aunque no resultaba triste.…