literatura venezolana

de hoy y de siempre

Crónica

  • Inicio
  • Caracas muerde (selección)

Caracas muerde (selección)

Héctor Torres UN MALANDRO CARAQUEÑO A Daniel Pratt y a Vicente Ulive But I´m tryin´, Ringo. I´m tryin´ real hard to be the shepherd. Jules Winfield La anécdota de seguro…

Crónicas de Miguel Eduardo Pardo

En la Academia… –¡Si me dejaran caer de un golpe sobre un sillón! –decía yo, cuando la inauguración del Palacio que se construyeron los inmortales –me vendría de perlas. Y…

El Brooklyn caraqueño: Adolescencia en San Bernardino

Elisar Lerner La urbanización caraqueña de San Bernardino se construye a principios de la década del 40. Es un época en que la gente va mucho al cine. El cine…

La alucinante historia de un lienzo  

Edinson Martínez En 1794 el ejército polaco junto a milicias populares derrotó a las poderosas tropas rusas en una gesta heroica que fue inmortalizada como la Batalla de Racławice. Los…

Crónicas de Luli Delgado

Seguro salgo en la televisión En mi casa hay que multiplicar todo por tres, y el mes que empiezan los colegios es un horror la gastadera de uniformes, zapatos, libros…

Banderas sobre el Esequibo

Emilcen Rivero Sumido en la angustia del final de la campaña electoral de la elección presidencial de 1983, el doctor Alberto Solano, se encontraba en Caracas un jueves al mediodía…

Crónicas morrocoyunas

Miguel Otero Silva DOS POETAS SE CAEN A TIROS Es corriente que dos poetas se caigan a versos, pero no lo es tanto que se caigan a tiros. Sin embargo,…

Los desterrados (selección)

Eduardo Sánchez Rugeles EL DESARRAIGO IMPOSIBLE «¿Venezolano?», preguntó el guardia de inmigración. «Sí, por desgracia», respondió con desidia. Grupos de patrioteros cercanos al escritorio, inmediatamente, censuraron la franqueza del muchacho.…

Viaje por el país de las máquinas (selección)

Enrique Bernardo Núñez LOS HOMBRES DE NEGOCIOS (El Greco en Nueva York) Es Nueva York, la meca de los suramericanos, de los ge­nerales y los hombres de negocios. Nueva York…

Crónicas de Aníbal Nazoa

Diálogo cien por ciento caraqueño —Guá, Teobaldo, ¿qué haces por aquí tan temprano? —Ando buscando una ferretería que quedaba por aquí. —Ah, ¿tú dices una que estaba ahí donde estaba…

Dos crónicas de José Ignacio Cabrujas

Testimonio y homenaje Esta noche tengo regocijo en la memoria, tal vez porque recordar es un estupendo placer de la inteligencia. Sobre todo recordar a quien ha sido buen compañero…

Crónicas de Ana Cristina Bracho

El fin del mundo no es para tanto Pekín está más cerca que echar gasolina El fin del mundo llegó en marzo. Bueno, para nosotros en este pedazo del mundo…

Dos crónicas de Isaac Chocrón

La carta, por favor El último fin de semana una pareja amiga me invitó a visitarlos en su casa de playa. El marido me explicó por teléfono cómo llegar al…

Historias profanas: De Gardel a Sarli

Por Edinson Martínez En la ciudad donde he vivido siempre, durante mi niñez y parte de la adolescencia, había dos salas de cine emblemáticas, estaban ubicadas en el mismo perímetro…

Que nadie sepa mi sufrir

Edinson Martínez No tratándose de mis pesares, debo aclarar a mis lectores que el título del presente texto corresponde a una vieja canción escrita en 1936 por un argentino de…

Dos crónicas de Oscar Yanes

El circo de niños raros y el ser viviente más viejo del planeta Micaela Tremaria de Abreu, era una viuda de 24 años, con un moño cuello, sujeto con una…

Crónicas de Pedro Calzadilla

El día en que un cometa chocaría con la Tierra y se acabaría el mundo “Un cometa se acerca peligrosamente a la Tierra” era la noticia de los periódicos en…

Crónicas de Milagros Socorro

Quinta Anauco, sede del Museo de Arte Colonial de Caracas El 4 de enero de 1827, Simón Bolívar entró en Caracas, acompañado de José Antonio Páez. Había llegado a Venezuela…

Un viaje en el tiempo: De Lam y Carpentier a Gallegos y Reverón

Edinson Martínez En el particular otoño de 2007, en Argentina la estación de les feuilles mortes se presentó con un frio que helaba los huesos, un cambio de estación que…

Ese Macondo llamado Carora

Francisco Zambrano Gómez      Desde que escuché que Carora es una especie de Macondo particular para algunos intelectuales caroreños, decidí volver a leer la novela Cien Años de Soledad,…